El 20 de junio tiene un gran valor histórico en Costa Rica ya que en esa fecha del 1923, las estudiantes y profesoras del Colegio Superior de Señoritas iniciaron, formalmente, la lucha por el derecho al voto femenino.

El 20 de junio de 1949, tras las luchas lideradas por la Liga Feminista durante casi 30 años, se estableció el sufragio femenino en la Constitución Política.

En el 2017, Costa Rica ha establecido por Ley, el reconocimiento de las mujeres en los derechos políticos a partir de la Ley No. 9480 aprobada en agosto del 2017 por iniciativa de Ligia Fallas, diputada del Frente Amplio y autora del proyecto, indicó que “la lucha por los derechos de las mujeres aún no culmina, porque si en aquella época para negarles el voto a las mujeres, se apelaba a la diferencia sexual, fundada en el papel social de la maternidad, algo exclusivamente femenino, y a la supuesta falta en las mujeres de habilidad y malicia masculina para la política, aún ahora se siguen esgrimiendo argumentos semejantes para otros tipos de discriminación de género, sea en el ámbito de los derechos políticos o en otros”.

Otras diputadas que apoyaron el proyecto, como la diputada Emilia Molina del PAC, Coordinadora del Grupo Parlamentario de Mujeres Diputadas que el objetivo fue siempre”…garantiza que las mujeres puedan encabezar papeletas de elección popular en las mismas condiciones que los hombres, esperamos dar otro paso más hacia una sociedad realmente igualitaria, en la cual hombres y mujeres contemos con las mismas oportunidades y espacios”.

La Ley señala la falta de visibilidad de estos hechos y procesos históricos de las mujeres los que, “podrían considerarse discriminatoria, en tanto en la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, dice en su artículo 1. la expresión "discriminación contra la mujer" denotará toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, familiar, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.”

Esta fecha, así como la Ley No. 9480 hay que estarla recordando con el fin de que las mujeres en todos los ámbitos, tengan presente que tienen derechos políticos.  Este marco es una gran oportunidad para mujeres universitarias que están en puestos de docencia, investigación, extensión, administración o como estudiante a procurar su participación en puestos de toma de decisiones.