Un reto empresarial y personal

Los proyectos están presentes en todos los ámbitos de nuestra vida. Un nuevo software, una obra civil, un informe de resultados, un disfraz para nuestro hijo (a), la fiesta de 50 aniversario de nuestros padres, la implantación de un nuevo sistema de atención telefónica, la recaudación de fondos para una causa benéfica, la disminución de un 10% del consumo de energía eléctrica de la oficina y el desarrollo de un emprendimiento son sólo algunos ejemplos de los esfuerzos que –día a día– debemos concretar para desempeñarnos exitosamente en nuestro roles profesionales y personales.

También podemos afirmar que los proyectos han sido –y son– fundamentales para el desarrollo de las sociedades y hoy más que nunca, vehículo esencial para la implementación de las estrategias corporativas, empresariales e institucionales. El crecimiento personal también nos exige, en el plano individual, realizar esfuerzos para alcanzar nuestras metas académicas, profesionales, familiares y de emprendedurismo. Y en todos los casos organizaciones e individuos dedican recursos económicos, humanos, materiales y de tiempo para lograr un objetivo que no siempre resulta tan sencillo de alcanzar.

“Para empezar un proyecto hace falta valentía. Para terminarlo, hace falta perseverancia”, señala una frase anónima que circula por internet. Compartimos con el autor su posición acerca de la naturaleza retadora de los proyectos y nos atrevemos a agregar que, además de la perseverancia, finiquitarlos exitosamente requiere de un ejercicio serio de preparación y del establecimiento de mecanismos sólidos para la ejecución y el control del proyecto. Por ello, no es casualidad el interés creciente por la administración profesional de proyectos, convirtiendo esta competencia técnica en una de las más buscadas por profesionales y organizaciones.

Una competencia técnica clave para el éxito

Aun cuando la aplicación formal y sistemática de conocimientos, procesos, habilidades y técnicas de administración de proyectos es algo que ha cobrado relevancia en las últimas 5 décadas, los proyectos siempre han existido. De igual manera los retos de cumplimiento de plazos, de administración del presupuesto, de gestión del equipo humano, de coordinación entre los involucrados y de claridad sobre el trabajo a realizar, han sido motivo de interés –y algunas veces de desvelo- para los líderes de los proyectos y sus colaboradores. Pero si en el pasado la pregunta “¿cómo lograr el éxito en los proyectos?” fue motivo de preocupación, en el mundo actual –competitivo, cambiante, exigente– lo es más que nunca.

Las empresas y las instituciones enfrentan hoy una realidad llena de desafíos. Un entorno globalizado, volátil, que exige eficiencia y eficacia como nunca antes, ha obligado a las organizaciones a implementar nuevos modelos de negocio y prácticas innovadoras para lograr una gestión proactiva y responder oportunamente a las demandas del mercado. No hacerlo implicaría perder competitividad y vigencia.

El ámbito de los proyectos no es, en absoluto, ajeno a esta realidad. De hecho, es este contexto el que ha catapultado la necesidad de desarrollar una nueva competencia técnica en las organizaciones: la dirección de proyectos, que se define como “la aplicación de conocimientos, habilidades, herramientas y técnicas a las actividades del proyecto para cumplir con los requisitos del mismo” (PMI, 2013). Y es ahí donde surge la figura del técnico en administración de proyectos como aquel individuo competente, capaz de concretar resultados gracias a sus conocimientos y destrezas para la aplicación sistemática de buenas prácticas en administración de proyectos.

Objetivos

Objetivo general

Lograr que el estudiante –al finalizar el programa- esté (1) en capacidad de aplicar sistemáticamente técnicas y herramientas de administración de proyectos y resolver situaciones de planificación, ejecución y control de proyectos de mediana complejidad, y (2) esté facultado para integrarse eficazmente en entornos de proyectos altamente profesionalizados. Esto mediante el desarrollo de habilidades y competencias en un esquema que combina la enseñanza de conceptos fundamentales de la gestión de proyectos con la aplicación de técnicas y herramientas a casos de estudio.

Objetivos específicos

  • Aplicar habilidades técnicas en formulación de proyectos al desarrollo de actividades para los estudios de mercado, técnico, organizacional, legal y ambiental y a la evaluación financiera del proyecto.
  • Explicar –en contextos y ejemplos reales- los conceptos básicos relacionados con proyectos y con la gerencia de los mismos.
  • Entender la relación que existe entre la estrategia empresarial, la gestión de portafolios y programas y la gestión de los proyectos.
  • Comprender los conceptos básicos asociados a las 10 áreas de conocimiento y los 5 grupos de procesos de la gestión de proyectos desarrolladas por el Project Management Institute en su guía estándar para la administración e proyectos (conocida como PMBoK®) y aplicarlos a situaciones reales de su entorno laboral.
  • Aplicar técnicas y herramientas para la iniciación, planificación, ejecución, control y cierre de los proyectos.
  • Conocer herramientas tecnológicas, así como técnicas disponibles para la gestión de proyectos.
  • Explicar los beneficios de una Oficina de Proyectos en el marco de la gestión estratégica empresarial y enumerar sus funciones y roles dentro de la estructura de una organización.
  • Reconocer las principales habilidades conductuales (softskills) necesarias para facilitar la gestión del equipo humano del proyecto, auto-evaluarse con respecto a ellas y trazar planes para el fortalecimiento de las mismas.

Justificación

¿Por qué estudiar Administración de Proyectos?

Actualmente existe un creciente interés de las organizaciones –empresas e instituciones- por la implementación de modelos de gestión basados en proyectos y por la incorporación de las mejores prácticas en gerencia de proyectos a sus esfuerzos estratégicos para el crecimiento y la competitividad. Ello ha provocado un incremento continuo en la demanda por profesionales y personal técnico competente en esta área específica. La variedad y diversidad de los campos de aplicación de la administración de proyectos hacen que el desarrollo de competencias técnicas asociadas a ésta sea un valioso activo para aquellos profesionales, técnicos e individuos que quieren complementar su formación base o experiencia laboral.

El Técnico en Administración de Proyectos es un programa que combina la enseñanza de conceptos modernos para la gestión profesional de los proyectos con la aplicación práctica –a través de casos de estudio- de las principales técnicas y herramientas para la iniciación, planificación, ejecución, control y cierre de los proyectos. A partir de ello, la persona podrá adquirir una serie de competencias y habilidades que le facultarán para desempeñarse exitosamente como miembro de un equipo de proyectos en un entorno de AP altamente profesionalizado. Profesionales jóvenes o en proceso de formación, personas con amplia experiencia laboral pero sin una profesión base formal y emprendedores se verán ampliamente beneficiados con este programa que busca realizar una aproximación integral y práctica a la administración profesional de proyectos. Profesionales experimentados que deseen acceder a una formación práctica y centrada en herramientas fundamentales, también podrán verse beneficiados de este programa técnico.

Contenido

Bloque I:

  • Introducción a la administración de proyectos
  • Formulación y evaluación de proyectos

Bloque II:

  • Planificación de proyectos I: alcance y calidad
  • Planificación de proyectos II: interesados y comunicaciones

Bloque III:

  • Planificación de proyectos III: tiempo y costo
  • Planificación de proyectos IV: recursos (RRHH y adqui)

Bloque IV:

  • Planificación de proyectos V : Riesgos
  • Destrezas gerenciales I: liderazgo, comunicación e influencia

Bloque V:

  • Plan de proyecto y MS Project
  • Planificación Estratégica, Organizacional y Proyectos

Bloque VI:

  • Destrezas Gerenciales II: Desarrollo del equipo
  • Ejecución, Control y Cierre de Proyectos

Perfil académico

Los estudiantes que ingresan al Programa Técnico en Administración de Proyectos tienen el siguiente perfil:

  • Estudiantes de diferentes carreras profesionales que desean fortalecer su formación académica con un programa técnico que les faculte para integrarse –a futuro- eficazmente en ambientes altamente profesionalizados en gestión de proyectos o acceder a roles específicos en proyectos.
  • Jóvenes profesionales en sus primeras experiencias laborales que deseen ampliar –desde un punto de vista práctico y de aplicación técnica- sus competencias en el área de proyectos.
  • Personas con experiencia profesional que no cuentan con formación académica (universitaria) formal pero que desean profesionalizar sus prácticas en administración de proyectos y/o acceder a nuevas oportunidades laborales en el ámbito de los proyectos.
  • Emprendedores –principalmente micro y pequeños empresarios- que deseen iniciar la aplicación de buenas prácticas de gestión de proyectos en sus esfuerzos empresariales y/o formalizar la gestión de innovación de sus emprendimientos.
  • Profesionales con algún grado de experiencia (pero que aún no se desempeñan en posiciones de mando medio o superior) que deseen acceder a una formación técnica y práctica -centrada en herramientas fundamentales- de la administración de proyectos.

El programa es aplicable a profesionales tanto del ámbito público como del privado de diversas áreas de trabajo, entre las que se pueden citar (la lista no es exhaustiva): administración, finanzas, operaciones, recursos humanos, tecnologías de información, calidad, salud ocupacional, mercadeo, ventas, productos de consumo, distribución, logística, transportes, servicios profesionales, construcción y arquitectura, comunicación, diseño, trabajo social, turismo, psicología, educación, ambiente, etc.

Requerimientos

Metodología

Enfoque

Los conocimientos teóricos y prácticos, así como las herramientas a utilizar que se transmitirán a los estudiantes están basados en estándares internacionales de administración de proyectos. Para este técnico se ha elegido –por su amplia difusión y reconocimiento- la base de buenas prácticas establecida por el Project Management Institute (PMI) en la Guía de los Fundamentos para la Dirección de Proyectos (PMBOK® 5ta Edición). Adicionalmente se facilitarán materiales didácticos complementarios de acuerdo a la naturaleza del curso y las necesidades del proceso enseñanza-aprendizaje.

La temática del programa favorece la discusión y el planteamiento de una amplia diversidad de situaciones y ámbitos de aplicación. Más allá de un tema rígido y estrictamente técnico, estamos convencidos de que el programa favorece una temática rica en enfoques, herramientas y apreciaciones sobre cómo implementarlas. Las experiencias de los estudiantes y de las organizaciones de las cuales provienen, impacta directamente la forma en que abordarán los ejemplos y marca significativamente los alcances y posibilidades de generar valor agregado durante las sesiones de trabajo.

El análisis de los postulados teóricos y la aplicación práctica de herramientas se realiza considerando las experiencias previas de los estudiantes y el conocimiento de sus propias empresas e instituciones. Los conceptos que los estudiantes manejan en relación con la temática del curso son valiosos puntos de partida para construir nuevos aprendizajes.

Desarrollo del cursado

El programa se desarrolla en 6 bloques consecutivos con una duración de 7 semanas cada uno. Cada bloque está conformado por 2 cursos simultáneos.

Los cursos se desarrollan en 24 horas presenciales cada uno, para un total de 48 horas por bloque. Esto significa que el contenido del curso se cubre en 6 semanas y la 7° corresponde a un período para reponer sesiones canceladas por fuerza mayor o feriados, para reponer entregables (exámenes, quices) por parte de estudiantes (previa justificación). De no ser requerido, la 7° semana queda como un receso entre módulos. Las sesiones presenciales se realizan dos veces por semana, de 5.30 pm a 9.30 pm.

El trabajo en clase es una combinación de dinámicas de sensibilización y/o aprendizaje y exposiciones por parte del docente facilitador que pueden incluir: conceptos teóricos, ejemplos de aplicación y sesiones de discusión interactiva. La asistencia a las sesiones presenciales es requerida para la aprobación de los cursos.

Adicionalmente al trabajo en la clase, los estudiantes deberán destinar un aproximado de 5 horas semanales a la preparación previa de la clase (lecturas), al estudio de los conceptos vistos en la semana (comprobaciones y exámenes), a investigaciones sobre temas específicos y a la resolución de casos prácticos para la aplicación de las técnicas y herramientas de administración de proyectos.

Horario

Dos días entre semana, de 5:30 p.m. a 9:30 p.m.