Plasma_TEC

Fotoreportaje: Radiografía de un científico soñador

8 de Diciembre 2016 Por: Redacción

Un niño de un pequeño pueblo en Concepción de la Palmera, ubicado en San Carlos y con apenas ocho años de edad, convierte su lenguaje en ciencia y  tecnología a partir de un libro que lo hace evolucionar hasta convertirse en científico.

Se trata del Dr. Iván Vargas, científico e investigador del TEC quien a través de imágenes refleja los más grandes logros de su vida en la siguiente galería.

Fotografías: Ruth Garita/OCM

Redacción: Sofía Solano

 

Haber soñado con obtener el premio nacional más importante en ciencia y tecnología de Costa Rica, se hizo realidad en 2016. Vargas fue galardonado con el premio Clodomiro Picado Twight, como estímulo y reconocimiento de su labor científica y tecnológica, cinco meses después de haberse realizado la primera descarga de plasma de alta temperatura en un dispositivo único de la región.

 

La tabla de calificaciones de este científico es inspiración para infinidad de niños, jóvenes y adultos para quien este científico más que un orgullo, es un ejemplo a seguir.

 

La fusión nuclear parece haberle hecho un guiño de por vida.  La fascinación por la ciencia comenzó a los ocho años en la biblioteca que su maestra Beatriz Salas tenía en el aula. A esa edad “me preguntaba: ¿qué pasa cuando un protón choca con un neutrón?”, relata Vargas.

La curiosidad por los inventos y la investigación han perdurado con el tiempo. El cargar el libro: “Lo que queremos saber de la técnica”  le inspiraba a tomar apuntes para “hacer un cohete de fusión nuclear” página 262,  y convertir lo que en su momento eran simples datos numéricos en una realidad.

 

Otro de los sueños de Vargas fue poseer su propio laboratorio. Actualmente, el dispositivo experimental de confinamiento de plasmas de alta temperatura, denominado Stellarator de Costa Rica 1 (SCR-1) se hizo posible en el laboratorio del TEC, luego de que sus inicios fueran en el pequeño cuarto de una lechería, misma que convirtió en su primer y diminuto laboratorio de química, cuando era niño. 

 

Una parte importante del científico es su familia, sus padres son sus pilares. Su esposa e hija conforman el hogar de quien realizó la primera descarga de plasma de alta temperatura en Latinoamérica en un dispositivo único en la región. 

 

Él es un “héroe” para muchos estudiantes del Colegio Técnico Agropecuario de Aguas Zarcas, lugar donde cursó su secundaria y en dónde pasó a ser un referente. Allí le recopilan mediante fotografías y recortes, sus logros para plasmarlos en un mural del colegio.

 

La persistencia y una carga de valores más, ha hecho que el Stellarator sirva de ejemplo a futuras generaciones, jóvenes estudiantes para quien Vargas es más que un orgullo costarricense que brinda futuras soluciones al país.

 

En el Laboratorio de Plasmas para Energía de Fusión y Aplicaciones del Tecnológico se hizo realidad el sueño del Dr. Iván Vargas, sueño que conllevó otro anhelo más, ganar el Premio Nacional de Ciencia y Tecnología Clodomiro Picado Twight 2016.