El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) está recogiendo datos de la actividad sísmica en nuestro país desde 1984. Para el día de hoy se cuenta con 30 años de recolección de datos, la mayoría de los cuales son accesibles en forma digital.

Muchos de estos datos históricos, almacenados en forma de hipocentros (latitud, longitud y profundidad) son generados por el roce o deslizamiento de puntos de acumulación de energía entre las placas tectónicas. Es posible filtrar los datos considerando datos que en su mayoría fueran causados por deslizamientos entre placas tectónicas.

La idea general del proyecto consiste en tomar los datos almacenados en estos 30 años y usar el cave de iReal para generar una visualización inmersiva y tridimensional de las placas tectónicas en nuestro país y con ella hacer análisis detallados de la geometría de las mismas y cómo esta influye en el comportamiento sísmico de la zona.