bandeja de luz

La ubicación geográfica de la capital le da una iluminación natural que, aunque variable entre la época seca y lluviosa, es de buena calidad y con duración constante de 12 horas diarias a lo largo de todo el año; sin embargo, esta condición es desaprovechada en buena parte por las construcciones que aun durante el día deben optar por iluminación artificial. 

Esta investigación tiene como objetivo el estudio, el uso y aprovechamiento de la iluminación natural en edificios de la GAM. Para esto se propuso el uso de bandejas de luz, dispositivos que reflejan la luz para redirigir la luz solar del exterior al interior de las habitaciones.