De Julio, 2015 hasta Diciembre, 2017

Las microalgas son un grupo de microorganismos principalmente Chlorobiaceae que incluye especies tanto procariotas y eucariotas. Estos organismos pueden convertir fotosintéticamente CO2 y minerales en biomasa, pero también existen algunas especies heterotróficas. Algunas microalgas han sido consideradas como organismos con gran potencial para la producción de diversos compuestos de interés, basado en su capacidad de crecer rápidamente y a acumular grandes cantidades de lípidos y otras sustancias de almacenamiento.

El aislamiento de las mismas es un proceso necesario para obtener cultivos puros y representa el primer paso hacia la selección de cepas de microalgas con potencial para la producción. Algunas técnicas de aislamiento tradicionales incluyen la selección manual para aislamiento al microscopio o diluciones de células seguidas de cultivo en medio líquido o en placas de agar; como resultado de este complicado proceso se pueden obtener cultivos puros que suele ser fácilmente identificables.

Estos procesos de aislamiento, basado en métodos tradicionales, consumen mucho tiempo y requiere medios de cultivo estériles. Es por esta razón que la microselección asistida por micromanipulación permitiría acelerar el proceso de selección y producción de cultivos unialgales en microalgas de interés. La técnicas de aislamiento unicelular ha sido utilizada para tres propósitos principales en microbiología y biotecnología: (1) para el cultivo de microorganismos previamente no cultivables; (2) para evaluar y monitorear la fisiología de la célula y su función; y (3) para detectar productos microbiológicos novedosos tales como enzimas y antibióticos.