De Enero, 2014 hasta Diciembre, 2016

Costa Rica es uno de los países más ricos en oferta hídrica en Centroamérica, la cual presenta un densa red de cuencas de donde se extrae agua principalmente para consumo humano, para la industria, para el sector agrícola y para proyectos hidroeléctricos. La cuenca del Río Reventazón es la tercera más grande del país y ene una gran importancia en la economía, ya que contribuye con el 85% de la producción nacional de papa y genera el 25% de energía hidroeléctrica. Paralelamente, el aprovechamiento de estos recursos ha provocado un deterioro ambiental re ejado en la contaminación por sedimentos, fecal y orgánica de sus cauces. Gran parte de los sedimentos que llegan al río son producto de la erosión hídrica debido al inadecuado manejo de los suelos en la zona, dentro de las que destacan: inadecuadas técnicas de mecanización y labranza, uso intensivo del suelo, e incorrectas técnicas de cul vo y conservación de suelo. Estos sedimentos generan problemas en la producción de energía por acumulación de sedimentos en sus embalses y aumenta el riesgo de inundaciones en las partes bajas.

En el año 2000 se creó por ley la Comisión para el Ordenamiento y Manejo de la Cuenca del Río Reventazón (Comcure) encargada de la plani cación, ejecución y control de ac vidades de conservación de la can dad y calidad de agua. En el marco del Plan de Manejo de esta comisión, este proyecto pretende derivar un modelo explica vo donde se correlacionen las pérdidas del suelo con respecto a diferentes técnicas de mecanización. Para dicho estudios, se proyecta instalar parcelas de escorren a en diferentes ncas en la zona norte de la cuenca con el n de cuan car las pérdidas por erosión hídrica para ser luego u lizadas como herramientas en la toma de decisiones para la ges ón de la cuenca y además como zonas de demostración y capacitación de los resultados del estudio propuesto.