personas en laboratorio
Geovanni Jiménez M.
November 7, 2017
  • Cada acompañamiento del TEC representa la inversión de 30 millones de colones y permite a cooperativas formar vínculos con grupos y organizaciones.

Desde el año 2002, investigadores del Tecnológico de Costa Rica (TEC) trabajan en pro de las cooperativas de las zonas rurales del país.  Profesionales de las escuelas de Biología, Química, Ingeniería Agrícola e Ingeniería en Agronegocios mejoran el conocimiento de los empresarios de Coopeproguata (Rio Grande de Paquera), Frutalcoop (Zona de los Santos) y la Asociación de Mujeres Artesanas de Copey, entre otras.

Las investigadoras de la Escuela de Biología Elizabeth Arnáez e llena Moreira son parte del grupo de profesionales de la Institución que mayor injerencia tienen en el proyecto.  Según las profesionales, el apoyo brindado incluye trámites como inscripción de la cooperativa en el Ministerio de Salud para que pueda vender, así como la realización de estudios de mercado en sabor, textura y demás características de los productos que elaboran.

Los frutos con que trabajan son ciruela, manzana, guayaba y anona.  “Las cooperativas muchas veces pierden la cosecha porque no tienen claro los procesos para manejar el producto y sacarle provecho”, explicaron las expertas del TEC.  El apoyo ofrecido por la Institución incluye personal técnico, infraestructura, equipo y uso de laboratorios para ensayos biológicos.  Los funcionarios también visitan las comunidades para brindar las capacitaciones.

Otros de los beneficios que brinda el TEC son la realización del estudio de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA), el procesamiento de los materiales en los laboratorios y visitas de los productores a los mismos.  Finalmente, se les aplica el estudio de mercado, etiquetado de producto y se les capacita en la imagen de la empresa.  Cada acompañamiento dura dos años y siempre participan estudiantes de varias carreras del TEC.

infografia_nota

Fuentes:

Investigadoras Máster Ileana Moreira y Máster Elizabeth Arnáez, Escuela de Biología.  Tecnológico de Costa Rica.