María José Solís (de rosado) desarrolló, junto con otras participantes del Colegio Técnico Profesional de Santa Ana, una campaña para gestionar los residuos por medio de la robótica (Foto: Fernando Montero).

Innovadoras ideas con perspectiva de mujer se gestaron en hackatón centroamericana

24 de Octubre 2017 Por: Fernando Montero Bolaños
  • Primer certamen femenino centroamericano de este tipo se realizó en el TEC.
  • En la actividad se presentó la Política Nacional en Ciencia, Tecnología y Género.

Durante 30 horas consecutivas, más de 180 mujeres de Centroamérica, México, Panamá, Puerto Rico y República Dominicana trabajaron en propuestas para la sostenibilidad urbana en la región, durante la Primera Hackatón Femenina Centroamericana. La actividad se realizó en el Centro Académico de San José del Tecnológico, en Barrio Amón.

María Estrada, docente e investigadora de la Escuela de Ingeniería en Computación del TEC y miembro del comité organizador de la hackatón, explicó que la actividad buscaba demostrar el interés real que tienen las mujeres en la ciencia y en la tecnología y proponer soluciones en el tema de la sostenibilidad urbana para tener un espacio más seguro, más claro y más completo para cada ciudadano del mundo, en atención a los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La competencia tuvo tres categorías: la “junior-junior” para adolescentes entre los 12 y 15 años, la “junior” para estudiantes de educación diversificada, técnica y universitaria y la “profesional” para egresadas de carreras universitarias y expertas en el tema de sostenibilidad urbana. Los equipos elaboraron propuestas en las áreas de transporte público, seguridad ciudadana y manejo de residuos.

Corina González, estudiante de Bluefields Indian and Caribbean University (BICU) de Nicaragua, detalló que su equipo trabajó sobre la problemática de los desechos que llegan a la bahía de Bluefields. “Queremos desarrollar una página web donde la ciudadanía denuncie a las personas que están contaminando. Los denunciantes recibirían puntos que se traducirían en premios de los patrocinadores”, especificó.

Por su parte, María José Solís, estudiante del Colegio Técnico Profesional de Santa Ana, explicó que el proyecto de su equipo consistió en una campaña dirigida a niños y amas de casa para gestionar sus residuos por medio de la robótica. “La ventaja de que la hackatón haya sido solo para mujeres es que podemos desarrollarnos muchísimo más", recalcó.

Julissa Mateo, pertenece a una comunidad de chicas en tecnología en República Dominicana, denominada “Mujeres TICs-RD”. Su equipo desarrolló un proyecto para mejorar la gestión de los vertederos de residuos en su país.

“La actividad no buscaba tanto la competencia, sino el fortalecimiento de las redes que podemos hacer por medio de la ciencia y la tecnología como mujeres, y destacar los aportes que podemos dar a la sociedad. También quisimos fomentar la interacción entre mujeres de distintas generaciones en el planteamiento de soluciones para problemas reales de nuestros países”, resaltó Estrada.

Si bien hubo un reconocimiento a las ideas más estructuradas y completas en cada categoría, las instituciones organizadoras de la hackatón apoyarán a todos los equipos que desean continuar desarrollando sus ideas, independientemente del resultado que tuvieron en el certamen.

Representantes de República Dominicana también se pusieron la camiseta con el lema “Aquí se programa en código femenino” (Foto: Fernando Montero).

Las participantes trabajaron sus propuestas con base en la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (Foto: Fernando Montero).

María Estrada, miembro del comité organizador de la hackatón, destacó la gran acogida que tuvo la actividad tanto en Centroamérica como en México y en el Caribe (Foto: Fernando Montero).

Política Nacional en Ciencia, Tecnología y Género

En la clausura de la hackatón, el Gobierno de la República, presentó la “Política nacional para la igualdad entre mujeres y hombres en la formación, el empleo y el disfrute de los productos de la ciencia, la tecnología, las telecomunicaciones y la innovación 2018-2027”, un documento elaborado a partir de estudios y sugerencias de diversas instituciones, entre ellas el Tecnológico de Costa Rica.

Estrada explicó que esta política invita a las instituciones a revisar sus acciones para promover la participación de mujeres en espacios de investigación y extensión científica y tecnológica, así como hacer visibles sus aportes y descubrimientos. “Esta política es un marco de acción que promueve la universalidad de la ciencia y la tecnología en un ambiente de igualdad, sin discriminar a nadie”, subrayó.

Hackatón

Una hackatón consiste en el encuentro de programadores con el objetivo de desarrollar propuestas informáticas para la resolución de problemas específicos. Usualmente, una hackatón dura dos días, pero puede extenderse hasta una semana.

El término integra dos conceptos. Por un lado, “hacker” es la persona con grandes conocimientos de informática para desentrañar códigos y reestructurarlos. Por otro lado, “maratón” es una carrera de larga distancia que demanda una gran condición física.

De esta manera, una hackatón es una experiencia colectiva que busca desarrollar aplicaciones de forma colaborativa en poco tiempo.

Si bien el término surgió en el ámbito de la informática, también se está utilizando en actividades similares donde no necesariamente interviene el componente computacional. De esta manera, hay hackatones sociales y educativas que no pretender crear software o aplicaciones, sino hacer una lluvia de ideas sobre un determinado problema y crear una solución.

Un evento de este tipo busca el intercambio de experiencias y el fortalecimiento de habilidades blandas, como el trabajo en equipo orientado a la resolución de problemas, la expresión oral y la percepción del trabajo como instancia de aprendizaje.

Centro Académico de San José, Ingeniería en Computación, Hackatón femenina, Sostenibilidad urbana, Transporte público, Seguridad ciudadana, Gestión de residuos