Captura de pantalla con la imagen de los 4 ponentes y el moderador.

“Las cosas no se valoran lo suficiente hasta que se pierden”. Quizás esta frase es la más repetida durante la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia por COVID-19. La ha dicho quien ha perdido su salud, pero también quien ya no tiene trabajo. Está en la mente de quienes han perdido a un ser amado y de quienes extrañan los abrazos, los paseos, los cafés con las amistades y hasta las rutinas laborales y académicas.

Dos pares de manos manejan controles de un videojuego que se aprecia en un monitor al fondo.

Después de seis meses de cuarentena por la pandemia de COVID-19 cualquiera se aburre y se cansa. Pero no es tiempo de bajar la guardia. El país se encuentra en el pico más alto de contagios y muertes por la enfermedad, por lo que se deben reforzar las medidas preventivas, empezando por los llamados a “quedarse en casa” y a “no romper la burbuja social”.

Ilustración de un libro abierto donde sobresalen varias figuras

“He buscado el sosiego en todas partes, y solo lo he encontrado sentado en un rincón apartado, con un libro en las manos”. Esa podría ser la frase de cualquier persona que, angustiada por la incertidumbre generada por la cuarentena y el distanciamiento social por la pandemia de COVID-19, encontró refugio en la lectura. Pero, en realidad, son palabras que escribió hace 6 siglos el canónigo agustino Tomás de Kempis.

Ensayo virtual de experimentación con la luz y la oscuridad

A pesar de las limitaciones que implican las disposiciones sanitarias del Ministerio de Salud por la pandemia del COVID-19, Teatro Agosto del Campus Tecnológico Local San José continúa realizando una “doble función”.

Estudiante del TEC Javier Valverde compitiendo en Mundial de Ciclismo Universitario de 2018.

Decisiones históricas para Costa Rica tuvieron lugar recientemente dentro de la cúpula de la Federación Internacional de Deportes Universitarios (FISU...

Páginas

Últimas Noticias