persona_silla_ruedas_subiendo_rampa_bus_

La rampa es uno de los dispositivos que se analizó en este ejercicio. Foto cortesía de Luis Carlos Araya. 

Alumnos de Diseño Industrial evaluaron dispositivos de accesibilidad en buses

7 de Junio 2019 Por: Geovanni Jiménez Mata
  • Ejercicio fue solicitado por Conapdis y contó con la participación de la Aresep, Consejo de Transporte Público y empresarios autobuseros.
  • El método más amigable para la mayoría de los clientes es la rampa común; seguida de la plataforma y la silla móvil.

Los estudiantes del curso de Ergonomía, de la carrera de Ingeniería en Diseño Industrial, tuvieron la oportunidad de poner sus conocimientos a prueba por medio de un taller denominado: “Laboratorio con poblaciones especiales”.

Durante toda una mañana, un grupo de más de 40 alumnos trabajaron con nueve personas con discapacidad y adultos mayores para evaluar la usabilidad de diferentes dispositivos que sirven para brindar acceso inclusivo a los autobuses.

La prueba se realizó con tres unidades de dicho medio de transporte, que se ubicaron en el parqueo de la Escuela de Diseño Industrial en el Campus Tecnológico Central de Cartago. Cada uno de los buses contaba con una herramienta diferente: plataforma, rampa estándar y una rampa con sillón movible.

El ejercicio académico consistió en observar el desempeño de cada uno de los dispositivos; así como tomar nota sobre la comodidad que sentía cada usuario al servirse del mismo.

Personas en sillas de rueda, adultos mayores, personas con artritis y con parálisis cerebral, fueron parte del grupo que abordó los vehículos; mientras eran observados por los estudiantes del Tecnológico y personal del Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (Conapdis).

A grandes rasgos, los resultados arrojaron que el método más amigable para la mayoría de los clientes es la rampa común; seguida de la plataforma y la silla móvil. Esto basado en varios criterios como aprendizaje del usuario y eficiencia del aparato.

Según Marta Sáenz, docente del curso de Ergonomía, lo más importante de este trabajo fue la experiencia que dejó para los estudiantes. “Este fue un ejercicio que permitió que los jóvenes se sensibilicen con las necesidades del usuario y entiendan que su trabajo debe ser bajo un diseño universal”, explicó Saénz.

De igual manera, señaló como de mucha relevancia el hecho de que instituciones como el Conapdis, el Consejo de Transporte Público y la Aresep tomen en cuenta al TEC para realizar este tipo de observaciones. “Fue muy interesante el ofrecer un criterio técnico en algo tan sensible como es la accesibilidad es un medio de transporte tan utilizado en el país”, agregó.

Además del trabajo de campo, esta investigación contó con una etapa final de plenaria, presentación a empresas autobuseras y se escuchó la opinión de varios usuarios.

Los datos recopilados servirán para futuros trabajos del Conapdis.

Accesibilidad, Escuela en Diseño Industrial, Ergonomía