personas_usando_sombrero_juntas_posan_

Estudiantes de Licenciatura en Mercadeo unimos esfuerzos por una noble causa

1 de Noviembre 2017 Por: Redacción

Marianna Quirós Fonseca, estudiante de Administración de Empresas del TEC.

La Oficina de Comunicación y Mercadeo no toma como suyas, las opiniones vertidas en esta sección.
________________________________________________________________________________________________________
 

Cientos de adultos mayores costarricenses se encuentran en condiciones vulnerables.  Su edad y, en muchas ocasiones, sus condiciones de salud, les dificultan encontrar opciones laborales, el poder ser autosuficientes y el llevar un estilo de vida “digno”.

El Asilo de la Vejez de Cartago comprende las necesidades de este sector de la población y le extiende su ayuda para velar por su calidad de vida. Los adultos mayores, que allí residen, reciben cuidado y atención integral, además de alimentación y vivienda, por parte de la organización.

Un elevado porcentaje de los residentes del Asilo de la Vejez de Cartago posee cierto tipo de problemas de salud

o algún grado de discapacidad. Aun así, la gratitud que tienen estas personas hacia el Asilo se muestra en sus rostros junto con una sonrisa.

El 14 de setiembre fue la culminación de ocho semanas de planeación por parte de los estudiantes y profesor del curso Estrategia de Ventas, de la Licenciatura en Administración de Empresas con énfasis en Mercadeo, del Tecnológico de Costa Rica.  El conocimiento de la situación que vive gran parte de la población adulta mayor en Costa Rica, los incentivó a organizar sus esfuerzos y aplicar los conocimientos adquiridos durante el curso, para llevar a cabo una feria de ventas, cuya totalidad de ganancias sería donada al Asilo de la Vejez de Cartago.

El motivo de la actividad fue celebrar la independencia de Costa Rica. La feria de ventas recibió el nombre de “Choneate” haciendo alusión al Chonete como prenda representativa costarricense. Cada uno de los organizadores portó un chonete que rindió honor a los campesinos que forjaban la tierra y lo utilizaban para protegerse del sol y calor durante el ejercicio de sus labores.

Choneate tuvo lugar en el Centro Académico de San José del Tecnológico de Costa Rica, durante la tarde y noche del 14 de setiembre. Gran cantidad de personas, entre amigos, familiares, estudiantes, profesores y ciudadanos, asistieron a la actividad y participaron en la venta de comidas, juegos y entretenimiento que preparó el grupo.

Gracias al apoyo de varias entidades fue posible contar con una oferta gastronómica variada para los asistentes a la actividad. En esta oferta destacaron productos de la cocina costarricense como: tortillas de queso, picadillos, pan casero, cajetas, bizcocho, tamal asado, tamales, entre algunos otros. Los organizadores, a la vez, prepararon juegos como tiro al blanco y botellas con argollas, para recordar la tradición costarricense.

Con la colaboración de la Dirección del Centro Académico San José, Casa Cultural Amón y del Programa de Licenciatura en Administración de Empresas, fue posible contar con diversas actividades para el entretenimiento de los asistentes, entre estas, una marimba y una cimarrona.

Con la cooperación de cada uno de los participantes, desde profesores y estudiantes hasta patrocinadores y asistentes, fue posible llevar a cabo una actividad que propició alegría, celebró la independencia costarricense y además logró recolectar dinero en efectivo. Este dinero fue donado al Asilo de la Vejez de Cartago tanto en efectivo como en donaciones de medicamentos, alimentos y productos de cuidado personal. Este tipo de productos son realmente necesitados por la organización para poder sufragar las necesidades de sus adultos mayores.

El Asilo de la Vejez de Cartago es una organización sin fines de lucro que cumple una función social destacable en la provincia de Cartago. La institución, al brindar servicio y atención a la población adulta mayor en condición de riesgo y vulnerabilidad, promueve la responsabilidad y asegura una vida de calidad a estas personas. Es por eso que, la colaboración adicional que se pueda dar a la institución, resulta muy valiosa para los adultos mayores que allí residen.

 

 

Opinión, Administración de Empresas, Estudiantes