carlos_fabia_coto_trabajando_en_el_laboratorio_

El funcionario del TEC, Carlos Fabián Coto, es el técnico del Laboratorio de Circuitos Impresos y recibió una certificación que incluyó la aplicación de un examen en Madrid, España. Foto: Ruth Garita /Archivo OCM.

Certificación internacional eleva el potencial del Laboratorio de Circuitos Impresos

4 de Febrero 2019 Por: Geovanni Jiménez Mata

Recientemente, el ingeniero Carlos Fabián Coto, técnico encargado del Laboratorio de Circuitos Impresos, regresó de Madrid tras haberse certificado internacionalmente en diseño y fabricación de estos dispositivos.  

Este reconocimiento profesional pone al Tecnológico de Costa Rica (TEC), un paso adelante en la región, ya que según resaltó el mismo Coto, esta es un área en la que América Latina en general está rezagada.

“De este lado del mundo no se practica mucho el diseño bajo normas. No existe la cultura de fabricar los circuitos mediante estándares mínimos y eso es potencialmente peligroso”, comentó.

En términos generales, los conocimientos obtenidos en esta certificación definen ciertas medidas para los componentes de cada circuito impreso. Esto garantiza que habrá una óptima distribución en la transmisión de la energía eléctrica que atraviesa cada pieza.

Circuito impreso desarrollado en el Tecnológico. Foto: Ruth Garita / Archivo OCM. 

De esa manera, el electrodoméstico o aparato que cuente con el circuito, funcionará correctamente y se evitará el riesgo de dañar el objeto e incluso provocar accidentes como incendios.

“Cuando no se diseña bien, la corriente que va a pasar por el circuito puede ser excesiva, haciendo muy posible que el mismo se dañe y produzca complicaciones mayores”, explicó.

Otra de las ventajas que obtiene la Institución con estos nuevos conocimientos adquiridos por el funcionario, es que las máquinas con las que opera el Laboratorio de Circuitos Impresos, podrán ser aprovechadas al máximo. “En medio de la capacitación descubrimos nuevas funciones para el equipo con el que contamos. Ahora la exactitud en el trabajo será mayor”, complementó Carlos Fabián.

El siguiente paso para potencializar aún más este logro, es el de transferir los conocimientos a los cursos las carreras que imparte el Tecnológico, para lo cual ya se están realizando los trámites respectivos.

Actualmente, los mayores usuarios del Laboratorio son los estudiantes de la carrera Ingeniería Electrónica y de las áreas académicas de Ingeniería Mecatrónica e Ingeniería en Computadores; generalmente para realizar sus proyectos de graduación. También, en este espacio se han hecho trabajos en conjunto con otras instancias del TEC y constantemente se reciben visitas de empresas externas para que sus trabajadores conozcan los procesos.

La certificación recibida por el ingeniero Carlos Fabián Coto fue brindada por la empresa Consultronica, única autorizada a nivel mundial a dar el curso en idioma español. Constó de tres meses de preparación a distancia más dos días de curso presencial en Madrid y la aplicación de un examen final.

circuitos impresos, Capacitación, Escuela de Ingeniería Electrónica