ariel_sirviendo_cafe_

Ariel Bravo compitió entre los mejores 60 baristas del mundo. Foto cortesía de Ariel Bravo. 

Estudiante del TEC representó a Costa Rica en Mundial de Barismo

24 de Noviembre 2017 Por: Geovanni Jiménez Mata
  • Certamen se realizó en el marco del Café Show, una de las ferias más grandes del mundo.

La ciudad de Seúl, capital del lejano Corea del Sur, fue la sede de este año para el Mundial de Barismo. Esta es una competencia que reúne a los mejores 60 baristas del planeta y los hace competir para demostrar sus habilidades en el arte del café.

Desde las aulas del Tecnológico de Costa Rica (TEC), un joven de 23 años divide su vida entre su pasión por esa bebida y sus estudios de la Licenciatura en Administración de Empresas con énfasis en Mercadeo.

Se trata de Ariel Bravo, un hijo de Guadalupe de Cartago y que este año representó a Costa Rica en el Mundial. Del 9 al 12 de noviembre, Ariel estuvo en tierras asiáticas participando de esta máxima competición.

Para lograrlo, tuvo que demostrar ser el mejor del país, ganando el campeonato nacional de 2017. Una vez en Corea, Bravo hizo gala de sus habilidades en preparación y presentación de café.

Según explicó, en esas competencias de nivel internacional, los jueces evalúan todo el conocimiento que tenga el barista desde que el café es cultivado y recolectado, hasta que es servido en la taza.  

La competencia consistió en una presentación individual de 15 minutos de duración, en la que cada barista debió preparar y servir 12 bebidas a seis jueces. Los mismos evaluaron el desenvolvimiento escénico, el profesionalismo, la calidad de las bebidas, el conocimiento demostrado y la preparación.

“Hay mucha presión en este tipo de eventos. Se hace en escenarios grandes y hay muchas cámaras, público y jueces. Uno debe describir los sabores y aromas de lo que sirve. El barista no solo debe preparar café, este oficio va mucho más allá”, explicó Bravo.

El Mundial constó de tres etapas: la primera fase en donde participaron los 60 contendientes, luego avanzaron los mejores 16 a las semifinales y de ahí se seleccionaron los seis competidores finalistas.

A pesar del buen desempeño que Ariel considera haber tenido, no logró superar la primera etapa y se ubicó en el puesto 40. El campeón fue el representante de Reino Unido, mientras que Japón y Hong Kong completaron el podio. El país latinoamericano mejor ubicado fue El Salvador, en la posición 25.

“En todo lo que se haga se debe tener pasión, perseverancia, consistencia y compromiso. Son cosas esenciales que me han permitido tener buenos resultados en el tema del café”, concluyó el mejor barista del país.

Esta fue la segunda participación de Ariel Bravo en un Mundial de Barismo, tras haber estado presente en la edición de 2015 en Seattle. El próximo año el campeonato se realizará en Ámsterdam, Holanda.

Ariel (segundo de derecha a izquierda) compartió con su entrenador y dos competidores coreanos. Foto cortesía de Ariel Bravo. 

 

Estudiantes, Barismo, Café, Mundial