explosion de bomba atómica

El lanzamiento de la bomba en Nagasaki sucedió un 8 de agosto de 1945 y dejó inicialmente unas 35 mil muertes. (Fotografía: Wikipedia Commons)

TEC conmemora 74 años del lanzamiento de bombas en Hiroshima y Nagasaki

9 de Agosto 2019 Por: Kenneth Mora Pérez
  • Conferencias, visitas nacionales e internacionales, una exposición fotográfica así como talleres formaron parte de la agenda de la semana de conmemoración.

Agosto de 1945 fue sin duda para el mundo, un periodo que marcó de manera trágica, las consecuencias del uso de las armas nucleares.

Sería el el 6 de agosto de 1945 a las 8:15 a.m., la hora que quedó plasmada en la historia como una de las más mortíferas al ser lanzada desde el avión Enola Gay la bomba Little Boy,  la cual llegaría a matar casi instantáneamente a 100.000 personas, además de destruir completamente a la ciudad de Hiroshima en Japón.

Dos días después, el 8 de agosto, otra bomba atómica (Fatboy) llegaría a confirmar su poder destructivo. Esta vez con un nuevo ataque estadounidense sobre esta ciudad, dejando unas 35.000 muertes con su lanzamiento y muchas muertes más en los meses posteriores, producto de la radiación tanto en Nagasaki como en Hiroshima.

74 años después de estos trágicos hechos, el mundo clama cada vez más por el desarme de este tipo de armas y conmemora estas históricas fechas con diversos eventos.

Uno de ellos fue la "Semana de recuerdo del lanzamiento de las bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki: por los usos pacíficos de la energía nuclear"; evento organizado por la Escuela de Ciencias Sociales del TEC, la cual incluyó diversas actividades.

Entre estas; conferencias, visitas nacionales e internacionales, una exposición fotográfica así como talleres para la elaboración de grullas, las cuales son en la cultura japonesa, símbolos de paz.

Desde Japón al TEC

Una de las visitas que se tuvo en el marco de las actividades, fue la del Embajador de Japón en Costa Rica, Yoshiaki Ito, quien trajo consigo mensajes de los actuales alcaldes de Hiroshima y Nagasaki.

Tomihisa Taue, alcalde de Nagasaki,  indicó en la misiva remitida cómo los hibakushas (víctimas de la bomba atómica) y los ciudadanos de esta ciudad han alzado la voz para la abolición de armas nucleares para que “nadie más tenga esta experiencia tan cruel que causa una bomba atómica” y que “Nagasaki sea el último lugar donde cayó la bomba atómica”.

"Deseo que ustedes por medio de esta actividad compartan nuestro sentimiento con los ciudadanos de Nagasaki hacia la paz y seamos aliados para buscar el mundo sin armas nucleares".

imagen de exposición
Los pasillos de la Escuela de Ciencias Sociales tiene una muestra fotográfica referente al lanzamiento y efecto de las bombas nucleares. (Fotografía: Ruth Garita)

Por su parte, Kazumi Matsui, alcalde de Hiroshima, invitó a los estudiantes a visualizar las fotografías expuestas en el edificio de la Escuela de Ciencias Sociales del TEC, con el fin de entender la carga del futuro y aprender las duras realidades de los bombardeos atómicos.

"Para que los políticos puedan trabajar por el desarme nuclear con su sabiduría y perspicacia, se considera importante que los ciudadanos construyan una relación de confianza respetándose la diversidad y que el desarme nuclear sea el valor común del mundo.  En ese sentido, es realmente significativo que esta exhibición sobre las bombas atómicas se inaugure en Costa Rica dónde la valiente decisión de renunciar a las fuerzas militares fue incorporada a su Constitución promulgada en 1949".

Más allá de las bombas nucleares

Si bien la Semana fue un espacio que tuvo como pilar rememorar las víctimas y el lanzamiento de las bombas, la misma fue además un encuentro para la discusión sobre las capacidades de la tecnología nuclear.

Las aplicaciones desarrolladas en el ámbito industrial, la tecnología de radiaciones en biología, la medicina nuclear así como la generación de energía a partir de plasma, fueron parte de las temáticas expuestas en conferencias para estudiantes y docentes por parte de expertos tanto del TEC así como de la Embajada de Japón, el Ministerio de Relaciones Exteriores y bdel Hospital San Juan de Dios.

La jefa del Departamento de Desarme, Terrorismo y Crimen Organizado del Ministerio de Relaciones Exteriores, Marcela Zamora, destacó cómo para la Cancillería es altamente relevante estar en una institución que aplica la ciencia y tecnología para la paz al tiempo que señaló como Hiroshima y Nagasaki tienen un pasado doloroso pero son un faro de esperanza y fortaleza para la humanidad.

Por su parte Elaine White, embajadora de Costa Rica en la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, Suiza, indicó cómo la comunidad científica fue una aliada para que muchos gobiernos hayan tomado la decisión de prohibir las armas nucleares.

Lo anterio mediante el Tratado de No Proliferación Nuclear así como en el Tratado de Prohibición  de Ensayos Nucleares, en los cuales, Costa Rica ha tenido un papel trascendental, gracias a la experiencia en la conducción de procesos democráticos según indicó White. "Costa Rica hizo una diferencia en la forma en cómo se negocia justamente gracias al conocimiento del científico y democrático que fue transferido a los delegados de la Asamblea", añadió.

Celso Vargas, docente de la Escuela de Ciencias Sociales, indicó que dos mil grullas fueron enviados el año anterior a Japón como muestra de la solidaridad y relaciones del país con Japón en el marco de la conmemoración de las actividades realizadas en el 2018.

Para este 2019, de igual manera, las grullas hechas por los estudiantes en las diversas actividades realizadas serán trasladas hacia este país asiático mediante la Embajada.

Escuela de Ciencias Sociales, Conferencia