Fotografía con fines ilustrativos. Foto Ruth Garita/OCM.

Por un clima organizacional más sano

4 de Agosto 2017 Por: Noemy Chinchilla Bravo

 

La Oficina de Comunicación y Mercadeo no toma como suyas, las opiniones vertidas en esta sección.
_______________________________________________________________________________________________________

Es muy común ver que en los lugares de trabajo haya diferencias entre compañeros, porque somos humanos y todos cometemos errores.

En nosotros está poner nuestro granito de arena  para tener un clima organizacional más sano y no permitir que se dañe y menos a que se llegue a convertir en una “bola de nieve”, ya que convivimos una cantidad importante de horas en nuestro trabajo.

 El clima organizacional es la relación laboral que existe entre los compañeros de trabajo. La relación puede ser positiva o negativa.

Por eso, cuando haya diferencias entre compañeros, lo ideal es hablar “cara a cara”, para aclarar la situación. Si no hay manera de solucionarlo, es conveniente intervenir con la jefatura.

Nosotros como colaboradores somos la cara de la Institución y aunque no lo creamos, las situaciones internas que suceden, se reflejan externamente y puede dañar la imagen de la institución en la que laboramos.

Aunque el proceso de integración de un equipo laboral es difícil, siempre debe ser tratado por las jefaturas, porque el clima de la organización, el desempeño físico y emocional de los colaboradores pueden verse afectados y así dañar la productividad en las tareas.

Es importante recordar, que para que haya un buen clima organizacional no se debe dejar de lado el respeto, porque permite una relación armoniosa y contribuye a tener un equipo más productivo y comprometido con el trabajo. Además se tienen personas más felices.

Por eso, un clima organizacional sano ayuda a que los colaboradores  trabajen mejor, que haya más comunicación, que las mentes sean más abiertas y  que los colaboradores se “apuntan” a participar en los nuevos proyectos.

En nosotros está poner nuestro granito de arena, para que el clima organizacional de nuestro lugar de trabajo sea siempre sano.

Fecha

Viernes, Agosto 4, 2017 - 14:45
Opinión, Columna