niños viendo equipo en producción industrial

El Laboratorio de Sistemas de Manufactura fue uno de los espacios que los niños conocieron durante su visita al TEC. (Fotografía: Ruth Garita)

TEC es fuente de inspiración para que escolares continúen con sus estudios

10 de Octubre 2017 Por: Kenneth Mora Pérez
  • Alumnos de primaria de escuelas urbano marginales conocen carreras e instalaciones de la universidad 

Laboratorios, experiencias de vida y mucha motivación fue lo que escolares de la Escuela Noche Buena de Turrialba encontraron en la visita que realizaron recientemente a la Sede Central del Tecnológico de Costa Rica (TEC).

Los alumnos de sexto grado de primaria iniciaron su recorrido por la Escuela de Ingeniería en Agronegocios y la Planta Piloto Agroindustrial, donde fueron recibidos por docentes y estudiantes de la carrera. Entre estos, William Boniche, estudiante esta Agronegocios y representante en el Consejo Institucional, quien brindó a los niños la bienvenida así como una motivación e importancia de continuar sus estudios.

Betty Araya, investigadora y docente de esta Escuela, se encargó de mostrar las instalaciones de la Planta Piloto, al tiempo que detalló algunas de las características de la carrera, mientras que la mirada de los niños se centraba en conocer las instalaciones y lo detallado por la docente.

Esta ocasión era la primera vez que muchos de ellos salían de su natal Turrialba, así como la primera visita en su vida a un recinto universitario.

"La idea es poder sembrar una pequeña semilla y enseñarles que las universidades no es algo tan lejano y que cualquier persona puede ir, por lo que queríamos traerlos a que conocieran nuestro TEC, de la mano de estudiantes y profesores que les contarán sus experiencias". Mónica Ávila, Departamento de Trabajo Social y Salud, y encargada de coordinar las visitas de los escolares a la Institución.

Esta visita se une a otras anteriormente realizadas, donde estudiantes de primaria han visitado la Institución para conocer las carreras del TEC y al mismo tiempo les sirva de motivación para que los alumnos sigan con sus estudios.

Ademas de la visita a la carrera de Ingeniería en Agronegocios, los niños conocieron las instalaciones y actividades de la Escuela de Ingeniería en Producción Industrial  así como  de la Escuela de Ingeniería en Materiales y la Escuela de Matemáticas. El cierre lo tuvieron con una charla en Casa Trópika.

"Deseamos reforzar la idea de que rendirse no es una opción y que las dificultades son oportunidades para tejer grandes sueños y esperanzas; de construir una vida de calidad con un universo de posibilidades" destacó Ávila.

Las visitas iniciaron el año anterior a partir del trabajo con la Escuela "Brisas del Virilla", donde se coordinó con la Escuela de Matemática y la carrera de Ingeniería Mecatrónica para trabajar un proyecto con las áreas de razonamiento lógico de manera lúdica y de robótica.

Los estudiantes provienen de escuelas urbano marginales, quienes se enfrentan diariamente a diversos obstáculos tanto familiares como sociales, por lo que la visita al Campus representa una fuente de inspiración que los induzca a continuar estudiando y tener así la oportunidad de ser exitosos si perseveran.

En la visita de los niños de Turrialba, asistió una madre de familia.  Para Ávila esto es clave, ya que se convierte en un agente multiplicador para motivar a sus hijos y a otros niños a seguir estudiando.

La Trabajadora Social destacó el apoyo de diversas instancias universitarias para enseñar casos de superación, de que sí se puede.

"La idea es mantenerlos en el sistema y que puedan seguir adelante con alguna carrera. (...) La visita les da un panorama más amplio y les abre posibilidades que no conocían", destacó la docente de la Escuela Noche Buena de Turrialba y encargada de este grupo.

Trabajo Social, visitas primaria