Los estudiantes trabajaron en los salones de cómputo de la Sede de Esparza de la UCR. Foto cortesía de Rodolfo Mora.

Estudiantes crearon videojuegos en competencia interuniversitaria

14 de Diciembre 2017 Por: Geovanni Jiménez Mata
  • Evento fue organizado por la Comunidad Interuniversitaria de Desarrollo de Videojuegos (CIDeV), en conjunto con la carrera de Ingeniería en Computación del TEC de Alajuela y la UCR de Esparza.

La Sede de Esparza de la Universidad de Costa Rica (UCR) sirvió como escenario para que estudiantes de ese centro de estudios, así como del Centro Académico de Alajuela de Tecnológico de Costa Rica (TEC) y de la Universidad Nacional (UNA) participaran en un evento de creación de videojuegos.

El “CIDeV Game Jam Pacífico” reunió el fin de semana anterior a dichos alumnos en una competencia de 48 horas, en la cual trabajaron ininterrumpidamente en la elaboración de un juego de vídeo con una temática que fue sorpresiva para los tres miembros que conformaban cada grupo de trabajo.

Estos grupos se formaron con la mezcla de estudiantes de las distintas universidades y los temas que debían trabajar abarcaban desde asuntos abstractos como “algo relacionado con el número 3”, hasta creatividades como “el mundo está hecho de queso”.

Tras el banderazo de salida dado el viernes  8 de diciembre por la noche, los participantes tuvieron libertad de elaborar sus proyectos hasta el domingo 10 de diciembre a las 6 p.m. Luego de eso, se dio la revisión por parte de un jurado conformado por tres especialistas del ámbito de los videojuegos a nivel nacional.

El juego "Pug the rules" fue el ganador de este evento. Imagen: ceibasoft.net

Los aspectos a calificar fueron: apego al tema, innovación, diseño y estética. Para cada una de esos rubros hubo un ganador, sin embargo, el premio al mejor fue para el juego llamado “Pug the rules”, el cual consiste en un rompecabezas con el cual, el jugador debe mantener a un perro ocupado y evitar que sufra un ataque de estrés.

El grupo ganador contaba con el estudiante del TEC Julio Rojas. Para este joven lo más importante de este concurso fue la experiencia ganada. "En este tipo de eventos uno aprende mucho. Además, se convive y hasta se coopera entre los equipos aunque estemos compitiendo. La actividad es cansada, pero uno saca energías y sale adelante", comentó Rojas, de  20 años de edad y vecino de Alajuela. 

El premio para cada integrante del equipo ganador consistió en videojuegos, un libro sobre diseño de juegos y dinero en efectivo.

 

Centro Académico de Alajuela, Escuela de Ingeniería en Computacion, Estudiantes, concurso