estudiantes_caminando_por_nuevo_centro_academico_de_limon_
Rector Julio Calvo

"TEC, motor del desarrollo de la Región Caribe"

20 de Abril 2018 Por: Visitante
  • Discurso del Rector durante la inauguración de las instalaciones del Centro Académico de Limón 

Gracias por su asistencia a este acto histórico para el TEC y Limón.

Hoy venimos a rendir cuentas y por lo tanto es importante hacer un recuento de eventos que nos traen aquí. En el mes de agosto 2012, realizamos una visita para entrevistarnos con varios líderes de esta provincia.  La misión era exponerles la importancia de promover el proyecto de Ley 18,196, presentado en ese entonces, por el diputado Víctor Hernández, para modificar el artículo 3 de la ley 6450 y así dotar de fondos adicionales al TEC y llegar a una equiparación de los montos que recibían las otras universidades con la misma ley.

Ese proyecto de ley, era una aspiración del TEC para responder con justicia a los reclamos de una región carente de oportunidades de educación en ciencia y tecnología.

En esa primera incursión nos encontramos con autoridades de Japdeva, con Monseñor José Rafael Quirós, la exdiputada Marcel Taylor, don Desiderio Arias Corella, Decano del CUN Limón, de quien lamentamos su partida y a quien recordamos por el apoyo que recibimos de su parte, el Alcalde Nestor Matis y con varios líderes del sector empresarial, público y comunal.    

Hay que recordar que este proyecto fue una iniciativa del diputado Hernández del PAC en un Gobierno del PLN, encabezado en ese momento por la presidenta, Doña Laura Chinchilla. Por lo tanto, era indispensable contar con el apoyo del Gobierno, y por eso también nos reunimos en la Casa Presidencial con el señor Luis Liberman, Vicepresidente de la República, quien con el aval de la señora Presidenta asumió la coordinación para apoyar dicho proyecto.

La primera petición del señor Vicepresidente fue que les presentará un estudio técnico que justificara este proyecto.  Así se realizó un estudio de factibilidad, donde se entrevistó a los directores y directoras de los colegios, a varios empresarios, a directores de instituciones públicas y de ministerios de la provincia y a los alcaldes de todos los cantones.  Este estudio fue acuerpado además por una revisión minuciosa de muchos estudios técnicos para el desarrollo económico y social de la Región Caribe.

En paralelo, se ejecutaron reuniones con todos los jefes de fracción en la Asamblea Legislativa, con varios ministros y con presidentes ejecutivos de instituciones públicas. 

Fue así como el 14 de marzo 2013 y gracias al apoyo de todas las fracciones y de forma unánime se aprobó la ley presentada por el Diputado Hernández. 

Fue un día histórico para el TEC y para Limón.  Ese día lo celebramos con mucha ilusión, pero a la vez con un gran sentido de responsabilidad y compromiso.  Reconocimos que la Región Caribe no ha logrado enfrentar todos sus retos, que es una región que ha estado al margen de los beneficios del desarrollo de otras regiones, que mantiene indicadores de desarrollo humano de los más bajos del país y que enfrenta niveles de inseguridad y desempleo preocupantes.  También era evidente que la región Caribe tiene grandes oportunidades de desarrollo y que no han sido potenciadas por múltiples razones, entre ellas la carencia de talento humano. 

Por tal motivo, nos propusimos hacer todo lo posible para abrir un Centro Académico en Limón en el menor plazo. Solo así podíamos honrar la confianza depositada en el TEC por el Gobierno y los diputados.  Era también la única forma de no defraudar a la comunidad limonense, debíamos demostrar que este proyecto sí se iba a materializar para el bienestar de la Región Caribe, y que no como ha sucedido con otras iniciativas de inversión pública.

Así se inició otro nuevo periodo de visitas a los líderes de los cantones, dado que el TEC requería evaluar las alternativas de adquisición o donación de terrenos, de alquiler o gestión de préstamo de edificios para abrir en enero del 2014 un nuevo Centro Académico con tres carreras, esto es nueve meses después de la aprobación de la Ley.  No lo podíamos perder el ímpetu, y a paso firme continuamos para lograr meta propuesta.

Las comunidades y líderes hicieron sus propuestas que se analizaron en otro estudio técnico para seleccionar la mejor opción.  Fue muy satisfactorio y conmovedor sentir el nivel de organización y compromiso de todos los actores. En todas las visitas se nos recibía con gran alegría e ilusión y nosotros expresamos nuestro agradecimiento, señalando que el TEC estaría en el lugar de mayor impacto y donde se pudiera atender estratégicamente a toda la Región Caribe. 

Los resultados del Estudio Técnico señalaron que lo más estratégico era ubicar el Centro Académico del TEC en el Cantón Central de la Provincia de Limón. De esta forma se podía atender y generar un impacto en el Caribe Sur y en los cantones de Matina, Siquirres, Guácimo y Pococí. La ubicación seleccionada también resultaba muy estratégica para impulsar el desarrollo industrial, agropecuario, en los servicios portuarios, turísticos y públicos.  Sobre todo la presencia del TEC vendría a reforzar las capacidades del Caribe para el desarrollo de los proyectos como APM Terminals, el Canal Interoceánico de Costa Rica (Canal Seco), la ampliación de la Ruta 32 y muchas otras inversiones.

La futura transformación de la economía de la Región Caribe requiere de un talento humano calificado que impulse la atracción de inversiones, el espíritu emprendedor y los encadenamientos productivos con valor agregado. Esta transformación debe ser planificada y debe generar más empleo de calidad e impactar positivamente en un desarrollo inclusivo, equilibrado y ambientalmente sostenible.  

Consecuente con esa visión, el Consejo Institucional del TEC crea oficialmente el Centro Académico Limón el 19 de junio del 2013.  Luego se recibe al apoyo de la Junta Portuaria de desarrollo de la Vertiente Atlántica y así se firma un acuerdo el 27 de agosto del 2013 para el uso temporal de las instalaciones del CENFOCAP ubicadas en Muelle Alemán.

Gracias a este acuerdo, a finales el mes de noviembre del 2013 se inició la remodelación y equipamiento del CENFOCAP.  También se levantó en tiempo récord de tres meses un nuevo edificio de aulas y oficinas, y orgullosamente el 12 de febrero del 2014 el Centro Académico Limón inicia con tres carreras: Administración de Empresas articulada con el CUN Limón, Ing. en Producción Industrial e Ingeniería en Computación.   

Cumplidas estas dos etapas continuamos con la búsqueda de un terreno propio en donde construir las nuevas edificaciones para el Centro Académico.  Fue así como encontramos un terreno del INVU en Barrio Cerro Mocho que cumplía con las características que requeríamos.  Después de muchas negociaciones con las autoridades del INVU llegamos a un acuerdo de compra del terreno, el cual se formalizó el 15 abril 2015.

Con mucha ilusión para toda la comunidad TEC del Centro Académico Limón, hace dos años colocamos la primera piedra en este sitio con la presencia del Señor Presidente don Luis Guillermo Solís el día 8 de abril 2016.   Desde entonces hemos trabajado con ahínco para entregar la primera etapa del Centro Académico Limón, que consiste en los siguientes edificios:  Edificio de Docencia, Edificio Administrativo, Biblioteca y Cafetería, con 15.700 metros cuadros de construcción.   Toda la inversión suma un total de $6 millones de dólares provenientes del FEES y de la Ley 9131, más el valor del terreno por ₵485 millones de colones. En la ejecución de esta obra han participado cuatro empresas:  TRAESA, CPI S.A, ECO-Aire y VIDALCO.

Aquí es importante señalar que en los próximos meses iniciamos la segunda etapa del Centro Académico Limón, que consiste en adecuar áreas deportivas y la construcción de residencias para 100 estudiantes a fin de fortalecer la permanencia y graduación exitosa de estudiantes de escasos recursos de zonas distantes.  De esta forma el TEC muestra su compromiso de ser una universidad que promueve la movilidad social ascendente de las familias costarricense.

Debemos destacar que al día de hoy ya contamos con 13 graduados en las carreras de Administración de Empresas y Producción Industrial.  En total la población es de 341 estudiantes, pero la capacidad instalada de estas nuevas edificaciones es para 600 estudiantes.  De la población total, un 43% tiene beca socioeconómica y un 27% beca de estímulo.  La población estudiantil proviene de todos los cantones de Limón. 

El TEC también ha iniciado en este Centro Académico los programas de Técnico en Administración y planificará la apertura de más carreras incluyendo posgrados pertinentes para la región. Soñamos en crecer y todo dependerá del futuro financiamiento. 

El TEC no solamente se compromete con la formación de un talento humano de calidad, sino también con ser motor del desarrollo de la Región Caribe.  Por eso desde un inicio hemos impulsado la Zona Económica Especial Caribe como la mejor estrategia para articular la visión de desarrollo local con la participación de los municipios, las instituciones autónomas, el gobierno central, el sector privado y la academia. 

Costa Rica actualmente solo cuenta con dos zonas económicas especiales consolidadas, Zona Norte (16 años) y la de Cartago (10 años). Ambas iniciativas han demostrado ser exitosas y han creado oportunidades de desarrollo para generar bienestar en sus comunidades. 

El TEC gracias a la coordinación de Doña Silvia Hernandez, hoy diputada electa, durante todo el año 2016 y 2017 nos asistió desde la Rectoría para impulsar esta estrategia la cual fue acogida por la Vicepresidenta Doña Ana Helena Chacón, quien con atinada visión ha liderado el proceso desde su oficina.   Además, el TEC levantó la información requerida para entregar hoy en este acto la Guía de Inversión Caribe-2017 a CINDE.  Este es un insumo fundamental para impulsar la Zona Económica Especial.

Aquí no termina nuestro papel, también gracias a los estudiantes y profesores de la carrera de Ing. Computación del Centro Académico, la Plataforma Empléate del Ministerio de Trabajo ha sido adaptaba especialmente para Limón. 

Asimismo honrando el convenio entre Japdeva y el TEC del 2013, y ante la urgente necesidad de resolver la precaria situación de infraestructura de la Escuela de Limoncito, hoy firmamos un convenio entre el TEC y el MEP, para que nuestra institución asuma los diseños de planos, estudios técnicos, asistencia en los procesos de licitación y supervisión de  la construcción esta escuela, para atender una población de 1200 estudiantes, que asistirán a una escuela de primera calidad en infraestructura, con comedor, cocina, biblioteca, laboratorios, entre otros, y que va ser un orgullo para la comunidad limonense.

El TEC ha acentuado su presencia en el Caribe con proyectos de extensión e investigación.  Como nunca hemos invertido en esta región con presencia en las reservas indígenas con proyectos productivos como producción de arroz, de plátano, guías turísticos indígenas, programa agroforestal, programa mujeres indígenas emprendedoras y sistema de recursos hídricos.

Nuestra intención, es la misma de todas las universidades públicas del país.  Es formar el mejor talento humano, es darle la oportunidad a más jóvenes de estudiar en la educación superior, es afirmar el compromiso de la movilidad social, la acreditación de carreras, la transformación de una economía, con nuevos profesionales, la investigación y la extensión para soportar así una sociedad con mayor bienestar y equidad para todos.  Nuestro compromiso es formar profesionales íntegros, con valores humanos que sean conscientes de su papel en la sociedad y su responsabilidad para construir una mejor Costa Rica.

Hoy entre tanta incertidumbre sobre la estabilidad económica y social de nuestro país, entre tantas amenazas en el mundo sobre la paz y la buena convivencia entre naciones, hoy después de una elección que despierta reflexiones sobre nuestro sistema partidario y modelo país, resulta que nada es más importante que educación de calidad y visionaria. Debemos aferrarnos a la educación y la educación superior debe ser responsable y transparente con el uso de los recursos públicos que nos da la sociedad costarricense, en medio de estas circunstancias históricas de penuria y riesgo.    El futuro de Limón y de todo el país, descansa en nuestra gestión educativa, y quizás más que nunca en nuestra gestión universitaria. 

Agradecemos profundamente el apoyo recibido de instituciones como Japdeva, INVU, MEP, CUN Limón, empresas del sector socioproductivo, Municipalidades y sociedad civil, por creer en el TEC.  Gracias a los Gobiernos Chinchilla Miranda y Solis Rivera en la construcción de este sueño, al diputado Hernández y a toda la asamblea 2013 que nos apoyaron con la ley 18,196.

Mandela decía que la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo y Savater decía que la educación es la única posibilidad de una revolución sin sangre, no violenta y en profundidad de nuestra cultura y nuestros valores.  Por eso hoy me siento muy orgulloso de la comunidad TEC, creemos firmemente que hemos sido consecuentes con nuestra visión y misión, con nuestras respuestas a los problemas país y que somos parte de esa revolución educativa que construye una mejor Costa Rica. 

Quiero agradecer a la comunidad TEC por creer en este proyecto, porque hemos tenido el apoyo de todas las unidades y departamentos institucionales para salir adelante con cada uno de los retos que hemos tenido en el camino, no ha sido fácil, pero el trabajo en equipo ha permitido que hoy estemos aquí.

Hoy quiero resaltar el esfuerzo de todos aquellos compañeros de seguridad, ingeniería, mantenimiento y especialmente profesores que semana a semana durante muchos meses han viajado, la mayoría desde Cartago, para poco a poco ir alcanzando la meta.

Gracias al equipo que asumió la gestión y materialización de este gran proyecto: Doña Roxana Jiménez Directora del Centro Académico Limón, a Don Luis Paulino Méndez Vicerector de Docencia y a Don Saúl Fernández Director de la Oficina de Ingeniería del TEC.

Gracias al pueblo limonense por creer en el TEC. Esta Institución benemérita de la educación superior costarricense, cree firmemente en los valores de la Provincia, sus reservas de orden cultural y social, tenemos la esperanza de que la semilla que sembramos, tendrá generosos frutos para el bien de la Patria.

 

Muchas gracias a todos y buenas tardes

Centro Académico de Limón, Inauguración