Imagen de una estudiante hondureña pintando en Casa de la Ciudad.

Blanca Cordón, es una de las estudiantes centroamericanas que visitó Costa Rica, gracias al FICCUA, su talento está plasmado en la pintura,. el dibujo y la escultura. Foto Ruth Garita, OCM/TEC.

FICCUA 2019

Artista hondureña, Blanca Cordón: “Dejaré de pintar hasta que mis dedos sangren”

7 de Junio 2019 Por: Noemy Chinchilla Bravo
  • Es graduada con honores de la Escuela Nacional de Bellas Artes, en Honduras
  • Impartió talleres de pintura en la Casa de la Ciudad

Blanca Cordón es una de las estudiantes centroamericanas que visitó Costa Rica, gracias al Festival Interuniversitario Centroamericano de la Cultura y el Arte (FICCUA).

La estudiante es de nacionalidad hondureña y su talento está plasmado en la pintura, el dibujo y la escultura. La joven impartió talleres de pintura en los pasillos de la Casa de la Ciudad del Tecnológico de Costa Rica.

La hondureña mencionó estar muy agradecida con Costa Rica, por la forma en que fue recibida. “Me siento muy emocionada por estar en un país tan lindo, en donde la gente es “pura vida”, que se preocupa mucho por el medio ambiente. Tengo una gran responsabilidad de representar a mi país y aquí estoy dando lo mejor  de mí, en todas las áreas”, destacó la joven.

Inspiración

 

“Como estamos celebrando el arte,  me inspiré  en pintar  temas relacionados a mi país y en lo primero que pensé fue en la diversidad cultural, porque quiero que los ticos conozcan a través de mi obra sobre mi país. Le puse bastante color, porque a pesar de que Honduras, así como cualquier otro país está en crisis, tiene mucho que apreciársele”, Blanca Cordón.

Cordón es graduada con honores de la Escuela Nacional de Bellas Artes, en Honduras y su pasión por el arte fue descubierto cuando estaba en el kínder, por la forma en que tomaba el lápiz, de cómo pintaba, dibujaba y hacía las bolitas de papel.

Ella actualmente es estudiante de la carrera de Ingeniería Agroindustrial, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y expresó que para poder ser parte del FICCUA fue sometida en su universidad a tres pruebas, las cuales las ganó satisfactoriamente.

“El estar estudiando otra carrera, no es ningún obstáculo, para seguir con mi pasión sobre el arte, así que dejaré de pintar hasta que mis dedos sangren”, concluyó.

Ficcua 2019, Casa de la Ciudad, Escuela de Cultura y Deporte