“Las revistas y editores depredadores priorizan el interés propio a expensas de la erudición y se caracterizan por información falsa o engañosa, desviación de las mejores prácticas editoriales / de publicación, falta de transparencia y / o uso de prácticas de solicitud agresivas e indiscriminadas”. ( Grudniewicz et al., 2020 ).

Son revistas de acceso abierto que “no les importa la evaluación de pares, por lo que publican material que aparenta ser científico, pero no lo es, material no validado mediante la revisión por pares” (Beall, 2019).

Con el propósito de informar y prevenir a los investigadores, en los últimos años han aumentado las revistas académicas fraudulentas de dudosa reputación, algunas provenientes de China y de India, no obstante, es un problema global y creciente.
 

TOME EN CUENTA

ALÉJESE DE LAS REVISTAS DEPREDADORAS

Los investigadores, en algunos casos, presionados por publicar la mayor cantidad de artículos en el menor tiempo posible, se ven tentados a elegir estas revistas. Envían sus artículos y pagan una cuota por procesamiento de artículos o APC sin garantía de comprobación de la calidad y legitimidad de los artículos. Estas revistas, obtienen más dinero cuando más artículos publiquen. De ahí su nombre de "revistas depredadoras" cuyo propósito reiteramos, es lucrar con el pago por publicar.

MODUS OPERANDI

Las revistas depredadoras envían lo que se conoce como "correos electrónicos spam" a los investigadores de todo el mundo, invitándolos a enviar artículos para publicar, o poseen página Web con información falsa.

CONSECUENCIAS DE LA PUBLICACIÓN EN REVISTAS DEPREDADORAS

  1. El artículo podría desaparecer si desaparece la revista.Los investigadores pueden ser reacios a citar un artículo.
  2. El investigador puede ver lesionada su reputación.
  3. Una vez que el artículo se publica en una revista depredadora, es muy difícil, si no imposible, que se elimine y se publique en una revista de prestigio.

SUGERENCIAS A LOS INVESTIGADORES PARA EVITAR PUBLICAR EN REVISTAS DEPREDADORAS

  1. Revisar con detenimiento la revista donde va a publicar su artículo.
  2. Usar herramientas para identificar revistas indizadas, de calidad e impacto (Journal Finder, Scopus, Web of of Science, Master Journal List, Scielo, Redalyc)
  3. Revisar la institución responsable de la revista y verificar sus contactos.
  4. Desconfiar de las revistas que invitan a publicar por correo electrónico.
  5. Publicar en revistas arbitradas, con Comité Editorial o Científico de selección y aceptación de artículos conformado por profesionales debidamente certificados.
  6. Existe un sitio Web “Think. Check. Submit” (https://thinkchecksubmit.org/ ) que ayuda a detectar revistas depredadoras mediante una sencilla prueba (test).
  7. Si tiene alguna duda sobre la reputación de una revista, consulte con un bibliotecario. Los bibliotecarios están capacitados para conocer el proceso de publicación, y trabajan diariamente con una amplia variedad de revistas académicas.