Se localiza en las faldas del Volcán Turrialba, 19km al noreste de la ciudad del mismo nombre, en la provincia de Cartago. Fue establecido mediante la Ley No. 161, del 29 de agosto de 1973. Su extensión es de 217.9 hectáreas.

Es una de las áreas arqueológicas más importantes y de mayor tamaño que se ha descubierto en el país.

Protege estructuras arqueológicas como calzadas, montículos, puentes, tanques de captación y acueductos entre otros. Además, protege parches de bosques altos siempre verdes típicos del bosque pluvial premontano.

El área arqueológica comprende de 15 a 20 hectáreas, de las cuáles sólo una pequeña parte ha sido excavada.

 Aquí encontramos rasgos arqueológicos como montículos, escalinatas, calzadas, acueductos abiertos y cerrados, tanques de almacenamiento de agua, tumbas, petroglifos, monolitos y esculturas, que nos revelan un elevado desarrollo en la ingeniería civil, la arquitectura y el urbanismo.

Los montículos son basamentos de piedra, generalmente de base circular y de diferentes tamaños. Los encontramos desde 0.50 hasta 4.5 metros de altura, con diámetro de 10 hasta 30 metros.

Las calzadas se componen de un conjunto de caminos de piedra utilizados como vías de tránsito y como parte del sistema de drenaje. Existen algunas calzadas que se prolongan en diferentes direcciones del área excavada, con varios kilómetros de longitud.

Las gradas o escalinatas son estructuras de piedra para superar desniveles.

Los acueductos son canales cerrados o abiertos para conducir el agua hasta los sitios deseados.

Los tanques de almacenamiento los forman estructuras de piedra de forma rectangular, que servían para almacenar al agua traída por los acueductos.

Las tumbas se localizan en varios sectores del sitio arqueológico. Construidas con cantos rodados y lajas, se denominan tumbas de cajóón. Es importante mencionar que las tubmas descubiertas hasta ahora en el Monumento Nacional Guayabo fueron saqueadas por haqueros en el pasado.

En cuanto a manifestaciones artísticas, los petroglifos o piedras grabadas son las más abundantes. Se localizan por toda el área arqueológica y presentan rasgos aún sin descifrar.

Tomado de: http://www.infoweb.co.cr/turismo/parques/guayabo.html