mujer tomando agua
Noemy Chinchilla B.
Noviembre 2, 2017
  • La bacteria patógena gástrica Helicobacter pylori se encuentra en suelo y puede alcanzar el agua de consumo

El comparar la calidad del agua en acueductos de Costa Rica y de Panamá fue una tarea que emprendió el Centro de Investigación en Biotecnología.  La investigación consiste en conocer la cantidad de copias de ADN de la bacteria patógena gástrica Helicobacter pylori, de muestras del agua de consumo de Chiriquí en Panamá en acueductos sin tratamiento de cloración y de los acueductos seleccionados en Costa Rica tratados con cloro.

La técnica de cuantificación molecular qPCR, (técnica de alta sensibilidad y especificidad) demostró que para el agua de los acueductos muestreados de forma puntual en Costa Rica, un 79,5% estuvieron positivos con un valor promedio de 3600 copias de la bacteria/100 mL de agua; mientras que para el caso de Panamá en los acueductos sin tratar se encontró la presencia de la bacteria en el 86% de las muestras con un valor promedio de 330 copias/100 mL de agua.

“La bacteria se encuentra en suelo y de aquí en forma intermitente puede alcanzar el agua de consumo, especialmente cuando es tratada de forma insuficiente dejando cantidades de cloro residual menores a las expresadas en el Reglamento de Calidad de Agua Potable, expresó la Dra. Virginia Montero investigadora del Centro de Investigación en Biotecnología del TEC.

“Para los casos específicos comparativos de Costa Rica y Panamá con respecto a problemas digestivos y cáncer gástrico, las estadísticas de la patología gástrica en Panamá son mucho menores con respecto a las de Costa Rica.  Esto toma importancia epidemiológica en el tratamiento completo del agua de consumo humano con un cloro residual mínimo de 0,5 mg/L para aguas dispensadas en el país principalmente en época lluviosa”, concluyó Montero.

infografia_nota_agua

 

Fuente:

Dra. Virginia Montero.  Investigadora, Centro de Investigación en Biotecnología. Tecnológico de Costa Rica.