hojas de planta
Irina Grajales N.
Mayo 9, 2018

Un grupo de investigación encabezado por los científicos Giovanni Garro, Karol Jiménez y Silvia Castro del Centro de Investigación en Biotecnología del Tecnológico de Costa Rica, buscan crear, en colaboración con la empresa farmacéutica y de productos naturales, Laboratorios Lisan, un producto natural que combata el cáncer de mama.

“El aporte que tenemos como empresa es la caracterización fitoquímica.  Nosotros tenemos equipos especializados en cromatografía de gases acoplados a masas.  Equipos de muy poco acceso o muy caros.”, afirmó el Gerente General de Laboratorios Lisan, Rodolfo Carboni.  En este momento, el principal rol de la farmacéutica es el de préstamo de equipos tecnológicos para la investigación.

Durante años se ha tenido la creencia de que la planta Phyllantus acuminatus, conocida popularmente como “Chilillo” es capaz de tratar el cáncer.  “Es ahí donde entra el TEC como agente generador de conocimiento.  Su fin es verificar que ese potencial existe y que se puede aprovechar en futuras ocasiones, porque las plantas medicinales han sido aprovechadas por la humanidad desde tiempos inmemorables; sin embargo ese potencial debe ser validado”, explicó la biotecnóloga, Karol Jiménez.

Durante tres años, en los laboratorios del TEC los científicos han reproducido in vitro la planta “Chilillo” y con equipo especializado probaron el efecto de los compuestos de la planta sobre células cancerígenas.  “Los compuestos de la planta chilillo están matando las células cancerígenas de mama”, señaló el especialista en biotecnología vegetal, Giovanni Garro.  En total, esta investigación cuenta con tres etapas: validación con células cancerígenas, prueba en ratones y pruebas clínicas.

Tras tener la aprobación con las células cancerígenas, el siguiente paso es hacer las pruebas con ratones.  Estas se harán en un centro especializado en este tipo de investigaciones en la Universidad de Larkin, Estados Unidos.  “De ser positivo, en poco tiempo esperamos comenzar con las pruebas clínicas; es decir en seres humanos”, explicó Garro.  Una vez que los científicos del Tecnológico terminen con la investigación, la empresa Farmacéutica Lisan sería la responsable de comercializar el producto.  “En caso de ser exitoso, el fin último es comercializarlo para el bienestar de la población”, afirmó el Gerente General de Laboratorios Lisan.

IMFOGRAFIA171

Fuentes:

Giovanni Garro, Karol Jiménez y Silvia Castro.  Centro de Investigación en Biotecnología.  Tecnológico de Costa Rica.

Rodolfo Carboni.  Gerente General de Laboratorios Lisan