De Enero, 2016 hasta Diciembre, 2017

El termotratamiento de la madera consiste en someter este material a temperaturas que varían entre 150 a 210 C, en ausencia de oxigeno por períodos que varían de 20 a 35 minutos. En el termo-tratamiento la madera mejora sus características: aumentado su hidrofobicidad, estabilidad dimensional, resistencia a la pudrición y capacidad de aislamiento térmico. Este proceso de termotratamiento es poco conocido para las maderas de Costa Rica y en general para las especies tropicales. Es por ello que la presente propuesta desarrolla la base de conocimiento para aplicar el proceso de termotratamiento a dos especies utilizadas en la reforestación comercial de Costa Rica melina (Gmelina arborea) y teca (Tectona grandis). La madera de dichas especies será sometida a 4 diferentes temperaturas: 205, 210, 215 y 220 °C en la madera de teca y a 160, 180, 190 y 200 ºC para la madera de melina, por períodos que varían de los 20 a 35 minutos. Las características que serán evaluadas durante el proceso de termo-tratamiento son, además de las temperaturas y los tiempos, la pérdida de peso y contracción de la madera. Se contempla además el estudio en la madera termotratada de las propiedades mecánicas (flexión, compresión, tensión), propiedades físicas (densidad, peso específico, color y absorción de agua), pruebas de durabilidad en condiciones de laboratorio (acelerado), durabilidad en condiciones naturales por cementerio de estacas, cambio de color por intemperismo acelerado y natural, características químicas (celulosa, lignina, cenizas y extraíbles) y características térmicas (poder calórico y cantidad de cenizas).