Las universidades públicas, y entre ellas el TEC, tienen la obligación de contribuir la fundamentación de decisiones sociales aportando el conocimiento científico en aspectos ambientalistas, de género, económicos, sociales, ingenieriles, educativos, etc.

El cumplimiento de estas obligaciones requeridas, a lo interno  de las universidades, la valoración yejercicio de la garantia constitucional de la libertad de catedra que se les ha concedido a los académicos universitarios.

Mi motivación por estudiar esta temática, nace de mi certeza en la necesidad de valorar y defender la libertad de cătedra pues es esta la simiente de la conciencia lücida de la sociedad.  Para elo, es imprescindible que cada academico conozca qué es la libertad de catedra.  Sin un conocimiento cabal de la dimensión de ese concepto no cabe esperar que los académicos la ejerzan, y menos aun que la defiendan.