Se comenzó a construir en 1912, y sucesivamente ha tenido varias remodelaciones.

La Virgen fue encontrada un 2 de agosto de 1635, por una mulata llamada Juana Pereira.

Fue proclamada como patrona de Cartago en 1782 y posteriormente como patrona oficial de Costa Rica en 1824 por la asamblea constituyente.

El primero de agosto de cada año, por tradición y devoción, se hace una peregrinación hacia la virgen, en donde personas de todos los lugares del país vienen caminando hasta Cartago haciendo peticiones, o como forma de agradecimiento por algún favor.

Los actos solemnes se realizan el 2 de agosto de cada año y el 3 de agosto se celebra la tradicional pasada de la Virgen, de la Basílica de Cartago hasta la Catedral.

La basílica cuenta con una fuente, llamada por los cartagos “pilita” que se ubica en la parte trasera de la basílica y que para la fe de ahí brota agua bendita; a un costado de la fuente se encuentra la cripta, en donde se exponen los diferentes ofrecimientos de las personas hacia la virgen, así como también la historia del hallazgo.