En los últimos años, la ciudad de Liberia ha experimentado un creciente dinamismo urbano producto de la expansión residencial y la intensificación de actividades comerciales y de servicio, fenómeno que ha tomado fuerza en el Centro Histórico y sus alrededores, donde predominan los usos mixtos. Se ha detectado un vacío en la gestión de su centro urbano, particularmente en su centro histórico. Los ciudadanos desconocen los beneficios potenciales de contar con un centro histórico, por lo que demuelen inmuebles con importancia patrimonial. Por su parte, la Municipalidad de Liberia no cuenta ni con los lineamientos ni con las capacidades instaladas para gestionar el Centro Histórico.

El grupo meta lo conforman los funcionarios municipales que atienden aspectos relacionados con el Centro Histórico en las comisiones de Cultura y del Plan Regulador, y los vecinos de la comunidad Liberia, que en esta primera etapa del proyecto son representados por la Asociación para la Cultura de Liberia. La Comisión de Cultura es un grupo meta porque sus miembros gestionan distintos aspectos del patrimonio de la ciudad de Liberia. La Comisión del Plan Regulador se incluye porque actualmente en Liberia se está elaborando un nuevo plan, por lo que es fundamental que los miembros de dicha comisión reciban los insumos necesarios para incluir al Centro Histórico, como una zona especial que requiere una reglamentación particular. La comunidad debe recibir todos estos insumos, ya que son los afectados con las decisiones que se toman sobre sus propiedades. A largo plazo, el proyecto podría contribuir al desarrollo de Pymes del sector turismo vinculadas a la zona en estudio.

Debido a que el propósito del proyecto de extensión 2021-2022 es lograr que el desarrollo urbano de la ciudad de Liberia esté armonizado con el Centro Histórico, para asegurar la gestión sostenible de sus valores históricos, culturales, patrimoniales, arquitectónicos y urbanos en el tiempo; se proponen cuatro estrategias que corresponden a tres líneas de acción. En la etapa previa correspondiente al primer año 2020 para el que se solicita el apoyo, se desarrollará la primera línea de acción que permitirá tener la información sobre el estado actual del centro histórico y un análisis de la legislación existente. Esta línea corresponde al análisis de la normativa relacionada a la protección del patrimonio cultural y el conocimiento del estado actual del Centro Histórico. En esta línea se aplica un análisis de contenido sobre el marco jurídico existente y un diagnóstico de la situación urbana, patrimonial y turística.