El proyecto genera una visualización del cambio de la linea costera de Costa Rica en los últimos 30 años. Los datos se recogen de imágenes satelitales producto del programa satelital financiando por los Estados Unidos y administrado por la NASA llamado LANDSAT. Estas imágenes son adquiridas, recompuestas y analizadas por un investigador en la Agencia Espacial Alemana (DLR por sus iniciales en alemán) y puestas a disposición del proyecto para que sean visualizadas en conjunto.

Al final, se pretente obtener una visualización que sea capaz de servir de herramienta para contestar: ¿Cuál es la costa que se ha movido más en 30 años? ¿Qué tipo de movimientos ha tenido la línea costera en cada zona? Tembién se pretente obtener la comparación visual con la actividad sísmica de ese período de tiempo.